¿QUÉ HACEMOS?

Cumplir las obligaciones del cargo asignado por la autoridad judicial: tutor, curador, defensor judicial o administrador de bienes. Conforme al art. 242.Ccivil "podrán ser también tutores las personas jurídicas que no tengan finalidad lucrativa y entre cuyos fines figure la protección de menores e incapacitados."

La tarea fundamental es el seguimiento de las personas tuteladas con el fin de contribuir a su mejor calidad de vida y a la defensa de sus derechos.

  • INCAPACITACIÓN: Son causas de incapacitación las enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico, que impidan a la persona gobernarse por sí misma. (Art. 200 Ccivil). La guarda y protección de la persona y bienes o solamente de la persona o de los bienes de los menores o incapacitados, se realizará, en los casos que proceda, mediante: 1º La Tutela, 2ª La curatela, 3ª El defensor judicial (Art. 215 Ccivil).
  • TUTOR: Institución por la cual se encomienda a una persona, llamada tutor, la representación y defensa de los intereses de las personas cuya capacidad haya sido limitada. Las funciones tutelares constituyen un deber, se ejercerán en beneficio del tutelado y estarán bajo la salvaguarda de la autoridad judicial (Art. 216 Ccivil).
  • CURADOR: Están sujetos a curatela: 1º Los emancipados cuyos padres fallecieren o quedaran impedidos para el ejercicio de la asistencia prevenida por la Ley. 2º Los que obtuvieren el beneficio de la mayor edad. 3º Los declarados pródigos (Art. 286 Ccivil). En la práctica es la institución asemejada a la tutela para los casos en que la persona no tiene limitada completamente su capacidad.
  • DEFENSOR JUDICIAL: Institución que pretende la representación y amparo de los intereses de las personas que por alguna causa se entienda que no pueden hacerlo por sí mismas, sea por conflicto de intereses con sus representantes legales, sea porque la persona llamada a ello (tutor o curador) no desempeñare adecuadamente sus funciones y hasta que cese la causa o sea para su defensa en procedimientos judiciales en lo que pueda verse implicado.
  • ADMINISTRADOR DE BIENES: Se ocupa de la gestión de bienes o derechos ajenos, por encomienda judicial y con obligación de rendir cuentas periódicamente de ella.

 

¿COMO LO HACEMOS?

TIPO DE ACTIVIDADES:

1. Asesoramiento e Información

2. Apoyo en materia legal

3. Atención domiciliaria

4. Intervención social

5. Seguimiento individualizado en los lugares de residencia

6. Coordinación con servicios sociosanitarios

Estas áreas de intervención general contemplan la realización de múltiples tareas, unas de carácter común y otras extraordinarias, difíciles de enumerar de forma cerrada pues, a menudo, surgen nuevas necesidades derivadas de situaciones especiales de nuestras personas tuteladas a las que se procura dar respuesta.

Conforme al art. 269 Ccivil, "El tutor está obligado a velar por el tutelado y, en particular: 

  1. A procurarle alimentos.
  2. A educar al menor y procurarle una formación integral.
  3. A promover la adquisición o recuperación de la capacidad del tutelado y su mejor inserción en la sociedad.
  4. A informar al Juez anualmente sobre la situación del menor o incapacitado y rendirle cuenta anual de su administración."

 

PROCEDIMIENTO de ASUNCIÓN DE TUTELA

El procedimiento y el nombramiento de cargo tutelar es siempre judicial y se puede iniciar desde Fiscalía, desde la Familia o la misma persona interesada. La petición o llamada de intervención a la Fiscalía, generalmente ocupada de iniciar estos procedimientos, puede hacerse desde los distintos servicios que intervienen con las personas (SM, SS.CC, etcétera), centros residenciales y desde el Hospital Psiquiátrico Penitenciario.

Previamente y para agilizar el futuro proceso de incapacitación y nombramiento de tutor, es conveniente trasladar a la FUNDACIÓN HISPALENSE DE TUTELAS la petición de intervención (dificultades en las capacidades personales y/o patrimoniales de la persona de que se trate, apoyos con los que cuente, información sanitaria actualizada, lugar de residencia, medios, etc). La FUNDACIÓN HISPALENSE DE TUTELAS estudia y valora la situación, decidiendo si puede intervenir en ese proceso y haciendo una recomendación de incapacidad plena o parcial, así como ofreciéndose como Entidad para ejercer la tutela, curatela o lo que corresponda.

 

¿QUE PRETENDEMOS?

  • Favorecer la comprensión del problema de las incapacidades, y de las alternativas que la ley establece

  • Ofertar y proveer ayuda y apoyo a los tutores familiares que lo requieran como apoyo al ejercicio de sus funciones tutelares

  • Ofertar y proveer ayuda a los profesionales de los Servicios Sanitarios y Sociales implicados en la atención a estos pacientes

  • La protección, salvaguarda y defensa de las personas que no puedan hacerlo por sí mismos o se encuentren limitados legalmente para el ejercicio de sus derechos.